Evaluación de las Políticas Activas de Empleo de Castilla y León

Las instituciones que conforman REDEV, en este caso bajo el liderazgo de Iseak, han sido elegidas por Airef para realizar un Estudio de Evaluación sobre Políticas Activas de Empleo en Castilla y León.

Las Políticas Activas de Empleo (PAE) constituyen un elemento central en la Estrategia Europea de Empleo de cara al fomento del empleo en el marco de la política económica común de la Unión Europea. El objetivo de estos programas es el de favorecer la empleabilidad de las personas desempleadas, mantener el empleo de las personas ocupadas y fomentar el desarrollo de las competencias profesionales de los ciudadanos a través de actividades de recualificación. Dada la particular incidencia de la temporalidad y el desempleo en España, estos programas se antojan de especial relevancia para atajar el desempleo juvenil o la cronificación en el desempleo por parte de la población trabajadora. La gran cantidad de recursos económicos destinados a la implementación y mantenimiento de estas políticas, unidos a la limitada evidencia de su efectividad para el territorio nacional, hace imprescindible la evaluación integral del seguimiento, implementación e impacto causal de las mismas.  

El desarrollo de los trabajos, que se prolongarán hasta noviembre de este año, implicará la realización de una evaluación de los Itinerarios de Orientación, Formación e Inserción (OFI), la Formación para el empleo dirigida a desempleados (FOD) y los Programas ELMIN y PRORGAN.

Se realizarán análisis relacionados con los procedimientos de OFI y FOD a fin de poder realizar una evaluación de su relevancia, pertinencia, coherencia interna y externa, así como de su eficacia, eficiencia y equidad. De manera complementaria a lo anterior se llevará a cabo un análisis del sistema actual de indicadores de seguimiento de los programas.

Por último, como cualquier estudio completo de evaluación, se realizará un análisis de impacto para medir la eficacia de los programas en la inserción laboral.

Con todo ello se persigue un objetivo primordial, que no es otro que determinar la utilidad de estos programas y, proponer, en su caso, acciones de mejora que puedan contribuir a que los recursos destinados a las políticas activas de empleo tengan un mayor impacto en la sociedad en la forma de mayor inserción laboral.