La evaluación de políticas públicas en los PGE22

Los PGE22 incluyen, a través de los componentes 11 y 29 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (en adelante PRTR), importantes novedades en materia de evaluación de políticas públicas.

El componente 11, dedicado a la Modernización de las Administraciones Públicas, recoge el desarrollo de la arquitectura necesaria para estandarizar las evaluaciones ex ante y que empiecen a ser un elemento necesario de la formulación de políticas públicas.

Esto implicará que se incorporará al proceso de elaboración de las políticas públicas un ejercicio de análisis de impacto a partir de simulaciones o previsiones sobre sus efectos en determinadas variables de interés, de tal manera que, antes de la puesta en marcha de la política en cuestión, se puedan calibrar los parámetros que definan la intervención pública para hacerla más eficiente.

Para ello, recoge una reforma encaminada a aprobar una norma reguladora por la que se creará un nuevo organismo público de Evaluación de Políticas Públicas, que está llamado a convertirse en el nodo central de la red de evaluación con la que cuenten los Ministerios y que desarrollará metodologías de análisis y evaluación.

Además de esto, en el componente 29, dedicado a la Mejora de la eficacia del gasto público, será la otra cara de la moneda, centrándose en las evaluaciones ex post. De entre los principales objetivos de este componente, los más destacables son los siguientes:

  • Dar continuidad y permanencia a los ejercicios de revisión del gasto público, creando una división permanente de spending review en el seno de la AIReF (objetivo ya cumplido).
  • Mejorar e incrementar la calidad del gasto público e incorporar los resultados de los procesos de revisión y evaluación del gasto público al proceso de toma de decisiones ligado al ciclo presupuestario, extendiendo el principio de “cumplir o explicar”, (se darán plazos para implementar las recomendaciones)
  • Desligar del ciclo político los procesos de revisión del gasto público aumentando el horizonte temporal de las fases de spending review.
  • Fomentar la alineación del presupuesto con los ODS y elaborar presupuestos verdes.
  • Reducir el gasto, pero no solo, también reorientarlo en línea con la reforma de la gobernanza económica europea, donde se destaca que es importante su composición, no solo el nivel de gasto.

Las evaluaciones se harán por planes quinquenales (el próximo entre 2022-2026) en las áreas que determine el Consejo de Ministros en coordinación con AIREF.

De esta forma se pretende cerrar el círculo de la evaluación realizando análisis de las intervenciones de política pública ya realizadas, con el objetivo de medir su impacto.

Estas reformas supondrán, una vez implementadas, un importante salto cuantitativo y cualitativo en la incorporación al diseño y gestión de políticas públicas en España.